Claveles rojos

Tenemos ramos de claveles rojos que son los que más activan los sentidos por ser un color vivo, que atrae todas las miradas. Los claveles rojos son considerados regalos para para parejas ya que el color rojo está estrechamente relacionado con el amor y la pasión. Si no contamos con mucho presupuesto, un ramo de claveles rojos es el sustituto perfecto del ramo de rosas rojas.

Claveles blancos

Los ramos de claveles blancos están más bien relacionados con la pureza, la paz, la amistad y la alegría. Estos claveles blancos son muy populares en los regalos a madres, a recién paridas, regalos a profesores y acontecimientos más suaves.

 

Claveles de colores

 

Existe una gran variedad de colores de claveles. Claveles, rosas, blancos, rojos, pastel, antique, salmon, naranjas, en fin, como suele decirse, para gusto los colores.

Hay dos hechos muy positivos alrededor de estas flores, la primera es que duran muchísimo tiempo si le vamos cambiando el agua cada 2 días más o menos y la otra es que desprenden un aroma inconfundible.

Nosotros somos productores de claveles, tenemos una calidad exquisita, como podéis ver en las fotos de ramos de claveles, son de capullos bien grandes, bastante frondosos y un ramo de solo claveles podría parecer a priori un ramo un poco soso, pero para nada, porque en un buen jarrón, con los adornos que le ponemos de eucalipto y otros verdes que van acompañando a todos nuestros ramos.

ramos de claveles

Origen de los claveles

Los claveles, como ya hemos indicado, son muy apreciados a nivel mundial, son flores universales, y las hay monoflor (clavel) o en spray (clavellinas). Aunque Holanda es el primer productor y obtentor de nuevas variedades, su origen se encuentra en la antigua Grecia. Como dato biológico, pertenece a la familia de las Caryophilaceas. Su nombre científico es Dianthus caryophyllus. Fue el griego Theopharastus quien le dio el nombre actual. Su nombre está formado por dos palabras griegas “Dia”, o dios, y “anthos”, que significa flor.

 

Ramos de claveles, aroma y color, en un mismo sitio.

Los claveles son flores de una gran belleza y muy recurrentes en cualquier tipo de ramo. Su estilo, color, y grandeza, hacen que los ramos de claveles por sí solos, y sin necesidad de otra flor que los acompañe, podamos inventar ese espacio único e inigualable, en el rincón favorito de nuestra casa, oficina, evento, etc. 

Es sin lugar a duda, la decoración de nuestro hogar con flores frescas, las que dan vida, color y alegría a nuestro rincón favorito de la casa. Ha quedado demostrado que los sitios donde solemos pasar gran parte de nuestro tiempo, bien sea nuestra casa, bien sea la oficina, resultan más positivos para nuestra salud, además de mucho más acogedor, si los tenemos decorados con flores frescas. 

Si de verdad quieres agradar a esa persona que tanto te importa, con las flores frescas, siempre lo conseguirás. La ocasión puede ser cualquiera. Desde un aniversario de boda, pasando por un cumpleaños, una fiesta de bienvenida, algún logro alcanzado, etc., etc. Difícilmente, un ramo de claveles podrá no gustarle a alguien. 

Los ramos de claveles son generalmente apreciados por todo el mundo, siendo prácticamente, la flor más popular, tanto en decoración, como en jardines. Su amplia gama de colores, (simples, y dobles) convierte a los claveles en una flor de características especiales. Las hay de infinidad de colores, tanto monocolor, como bicolores y pasando por una infinidad de gamas o tonalidades. Además, su particular aroma a clavo, lo hace posicionarse en una situación privilegiada respecto de otras flores.

 

La clavellina

La clavellina o clavel mini o spray se ha considerado la hermana pequeña del clavel. Su principal característica es que, a diferencia con el clavel, sus tallos presentan del orden de 4 a 8 flores, incluso más, según variedades.

Son flores de menor tamaño que los claveles monoflor, pero no por ello, menos vistosos. Existen numerosas variedades de clavellinas, tantas como claveles monoflor. Así mismo, hay multitud de colores, siendo las más apreciadas, las rosas, rojas y blancas. Existen clavellinas con varios colores, son las denominadas mezclilla.

En cuanto a su tratamiento, reciben los mismos cuidados que sus hermanos mayores, los claveles.