El injerto de primavera en los rosales

Cómo hacer injerto de rosales de primavera

El injerto de primavera en los rosales, la mejor época de injertos

En este artículo vamos las diferentes técnicas para conseguir que los injertos que practiquemos sobre nuestros rosales, tengan éxito. Vamos a conocer cuál o cuáles son las épocas más idóneas para injertar rosales, tan necesaria en nuestro jardín. Además conoceremos paso a paso los diferentes métodos de injerto.

Época de injerto del rosal en qué mes se hacen los injertos

La realización de la práctica del injerto en rosales puede llevarse a cabo en diferentes épocas del año. La época en la que se cosechan más éxitos es la primavera. Pero también se realiza a mediados de verano, a partir de mediados de julio, dependiendo del tipo de injerto que vayamos a realizar.

Lo que si se recomienda,sea la época que sea, es regar unos días antes de hacer el injerto, esto garantizará un porcentaje mayor de éxito.

👉 Mira nuestro Ramo de Rosas Rojas

👉 Mira nuestro Ramo de Rosas Moradas

 

¿Cómo injertar rosas o hacer un injerto?

Material que debemos emplear

Cuando vamos a realizar un injerto, las yemas o material vegetal que emplearemos serán las que obtengamos de los tallos florales. Una vez que se seque la flor, y pasados 10 días, es el momento idóneo para extraer las yemas.

Las yemas las cogeremos del tallo floral o de la parte más basal del tallo. Por tanto, debemos evitar escoger yemas cercanas a la flor. Si no vamos a realizar el injerto inmediatamente, para conservar bien las yemas, utilizaremos un trapo mojado y las guardaremos en un lugar húmedo.

Operaciones del injertado

A la hora de hacer un injerto, tenemos que ser cuidadosos, pues se trata de una operación de cirugía. Para ello debemos seguir estos cuatro pasos:

  1. Preparación del patrón o portainjerto
  2. Preparación de la yema
  3. Colocación de la yema
  4. Atado de la yema

Una cuestión muy importante a tener en cuenta, es que una vez realizado el injerto, no debemos cortar ninguna rama. El corte o poda de ramas, provocaría la brotación de las yemas injertadas antes del invierno, con el consiguiente riesgo de perder el injerto.

A continuación, vamos a describir cada uno de los pasos anteriores.

Preparación del patrón o portainjerto

Como podemos apreciar en la imagen inferior, con nuestra navaja de injertar, hacemos un corte en forma de T sobre la corteza del patrón o portainjerto.

injerto del rosal

Con la punta de la navaja levantamos los dos labios laterales del corte. Una cuestión fundamental, es que en el corte que practicamos, hay que profundizar lo justo para separar la corteza, no más, de lo contrario, estaríamos expuestos al fracaso.

 

Preparación de la yema

Como se apuntó anteriormente, sacamos la yema del tallo florea, de la zona central. Cuando extraemos la yema, eliminamos los restos de madera, dejando sólo la corteza exterior. Una vez limpia la yema, ésta ya está preparada para colocarla en el portainjerto.

injertar rosales

Colocación y atado de la yema

Como se aprecia en la figura, introducimos la yema en la hendidura en forma de T. y la atamos con rafia o cinta especial de injertar. Actualmente existen cinta plástica muy prácticas y recomendable. El atado de la yema se empieza por la parte de arriba, y dejando libre la yema propiamente dicha.

Pasados 15 días, comprobamos que la yema está bien y que no se ha secado, pero ojo, que no tiene que haber brotado

Aproximadamente, por el mes de febrero, se corta el tallo por encima del injerto y se eliminan el resto de brotes.

El tipo de injerto explicado es el conocido como en “T” o “escudete”.

Los injertos son muy útiles en nuestro jardín para cambiar de variedades o para combatir enfermedades, injertando otras más resistentes.

Por último, nuestra navaja de injertar debe estar muy bien afilada y desinfectada para evitar la transmisión de virus y/o enfermedades. Una forma de desinfectarla es con lejía.

injertar rosales

Fig 3: se coloca la yema y se ata.

Se realiza una incisión sobre el patrón en forma de T (figura 1), y se levantan los dos labios laterales. Hay que tener cuidado a la hora de realizar el corte, cuya profundidad ha de ser la justa para separar la corteza, siendo el origen de muchos fracasos en el injerto del rosal realizar el corte con mayor profundidad.

Se corta la yema separándola de la rama y con una navaja se quita la porción de madera de ésta (figura 2), o bien se puede hacer extraer la madera una vez se ha cortado la yema.

La colocación del escudete se hace de la siguiente manera. Mientras se mantiene el escudete firme con el dedo pulgar se ata, normalmente con rafia, comenzando desde arriba hacia abajo y teniendo cuidado de no tapar el ojo.

A las 2 semanas (15 días) se comprueba el injerto, y se repetirá el proceso si alguno no se ha injertado bien. A partir del mes de febrero del siguiente año se cortan los patrones por encima del injerto

RECOMENDACIONES

La navaja tiene que estar muy afilada. De esa forma nos aseguramos que los cortes serán limpios y dañarán en la menor medida posible el rosal.

Escoger un día tranquilo y apacible, sin viento ni calor y buenas condiciones.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

On Key

Artículos relacionados

flores silvestres

Flores Silvestres

Hola Piurers queridos 👋 ¿Estáis bien? ¿Tenéis el jarrón lleno de flores y con su agua limpita? Hoy vamos a hablar sobre flores silvestres, vamos

10% de descuento

Rellena los datos a continuación y recibe en tu correo un código de descuento automáticamente 🥳